miércoles, 22 de abril de 2020

Imperio griego


Los orígenes de Grecia están envueltos en misterio y datan del tiempo de Abraham, en el siglo 18 AEC, y quizás incluso desde antes. Los historiadores discuten sobre cuál es el origen de los griegos; puede que haya sido un pueblo que migró desde Asia hacia Europa y que se asentó en las Islas griegas, o quizás fue un pueblo marino que se asentó sobre la costa.

En cualquier caso, los primeros habitantes de Grecia (llamados micénicos a causa de una serie de excavaciones que fueron realizadas en un lugar llamado Micenas) desarrollaron una cultura avanzada. Alrededor del año 1100 AEC, unos bárbaros llamados dóricos invadieron a los micénicos y toda la civilización desapareció; Grecia entró en una "Era Oscura", de la cual reemergió cientos de años después.

El período griego clásico comenzó en el siglo VII AEC, aunque por lo general estamos más familiarizados con su historia desde el siglo V, época en la cual Grecia estaba formada por un grupo de ciudades-estado que estaban constantemente en guerra, de las cuales las más famosas son Atenas y Esparta. La victoria griega en Maratón (490 AEC) (1), la destrucción de la flota persa en Salamis (480 AEC) y la victoria en Plataea (479 AEC) hicieron que los intentos del Imperio Persa por conquistar Grecia llegaran a su fin. Durante las últimas tres décadas del siglo V, Atenas y Esparta emprendieron una guerra devastadora (la Guerra de Peloponeso en 431-404 AEC), la cual culminó con la rendición de Atenas. En el siglo IV Grecia continuó teniendo guerras internas, pero más tarde en el mismo siglo, todo Grecia sucumbió ante Felipe II de Macedonia, quien pavimentó el camino para que su hijo, Alejandro Magno, esparciera la civilización griega por todo el mundo.

El final del siglo V y todo el siglo IV estuvieron llenos de eventos tanto para los griegos como para los judíos. A pesar de las constantes guerras, también hubo una época dorada para la cultura griega clásica: el nacimiento de la democracia, la era de Aristóteles, Sócrates y Platón.

Inhumanidad griega

Dado que las contribuciones griegas a la civilización fueron admirables —su política, su filosofía, su arte y su arquitectura—, es fácil olvidar cómo era realmente la sociedad griega.

Por ejemplo, todos hemos oído sobre el “estilo de vida espartano”, ¿pero qué significaba eso en la práctica? Bueno, para comenzar los niños espartanos eran separados de sus padres a la edad de siete años; vivían en cuarteles militares, donde eran golpeados y no se les daba comida alguna, para alentarlos de esta manera a robar. Ser espartano significaba ser rudo.

Si bien los atenienses no eran tan rudos como los espartanos, tampoco eran tan “suaves”. Por ejemplo, matar bebés (una práctica común en todas las civilizaciones antiguas, incluyendo a las “elevadas”) era perfectamente aceptable. Aristóteles —uno de los pensadores más influyentes en la historia intelectual de occidente— expresa en su obra “Política” (7.16) que matar niños es esencial para el funcionamiento de la sociedad. Escribió:

"Debe haber una ley para que ningún niño imperfecto o lisiado pueda ser criado. Y para evitar un exceso en la población, algunos niños deben ser abandonados [por ejemplo, deben ser arrojados a la basura o dejados en los bosques para que mueran]. Esto debe ser así, ya que debe limitarse la población del estado".

Nota el tono de su declaración. Aristóteles no está diciendo: “Me gusta matar bebés”; está haciendo un cálculo frío y racional: la sobrepoblación es peligrosa y éste es el método más conveniente para mantenerla controlada.

Respecto a técnicas de guerra, los griegos inventaron la “batalla campal”, en la cual miles de soldados a pie colisionaban con el enemigo, matando (y siendo matados) a medida que avanzaban. (Los 40 kilos de armadura y armas que cargaba el hoplita —hombre de infantería— griego promedio hacían que fuera necesaria una batalla campal, ya que después de entre 30 y 45 minutos todos los soldados estaban exhaustos). Pese a que hoy en día tendemos a creer que los griegos eran cultos y nobles, es sorprendente darse cuenta cuán brutal era su civilización (al igual que todas las civilizaciones antiguas) (2).

La otra gran innovación griega fue la falange. En lugar del indisciplinado combate normal de “sálvese quien pueda” que predominaba en las guerras antiguas, los griegos luchaban en disciplinadas líneas de batalla; la infantería avanzaba con escudos y con lanzas apuntando hacia adelante. Una falange bien disciplinada creaba una formidable pared de escudos y lanzas que era utilizada con una eficiencia mortal (3).

Pero el que llevó las conquistas griegas a alcanzar nuevas alturas fue, obviamente, Alejandro Magno.




Publicar un comentario

Escribe tu comentario

Visita los museos virtuales

...
A continuación te presentamos una serie de museos, para que interactúes con los recursos propuestos.

El botón de Whatsapp solo funciona en dispositivos móviles